𝐘𝐎𝐃𝐎 𝐘 𝐓𝐈𝐑𝐎𝐈𝐃𝐈𝐓𝐈𝐒

El yodo es un elemento esencial para diversas funciones en varios tejidos y órganos, pero su papel más conocido y valorado es la participación en la síntesis de hormonas tiroideas. ⁣
Efectivamente, la deficiencia de yodo es una causa importante de hipotiroidismo. -⁣

Sin embargo, varios estudios epidemiológicos realizados en diferentes países (como Brasil, Grecia, Turquía, Egipto y China), han observado que un aumento de la ingesta de yodo puede causar tiroiditis, en especial en personas genéticamente predispuestas. Entre los varios mecanismos que explican esta relación yodo-tiroiditis, está el aumento del peróxido de hidrógeno (H2O2 – necesario para la conversión del yoduro en yodo), que puede causar daño oxidativo a varias proteínas, como la tiroglobulina y la tiroperoxidasa. -⁣

Entonces, es necesario un balance entre la producción de H2O2 y su neutralización por proteínas antioxidantes, en especial el glutatión y la enzima glutatión peroxidasa, siendo esta selenio dependiente. Es esto que explica, en parte, la eficacia clínica del selenio, demostrada en algunos ensayos clínicos con pacientes con Tiroiditis. Sin embargo, no todos los ensayos clínicos han observado que el selenio sea efectivo. Si quieres saber el porqué de estos resultados conflictivos y que nutrientes además del selenio son necesarios para evitar que el yodo lleve a una tiroiditis.

No te pierdas el vídeo de Pedro Carrera en #Nutriflick.⁣